¿Qué es Geolodía?

Geolodía es un conjunto de excursiones gratuitas coordinadas por la SGE, guiadas por geólogos, abiertas a todo tipo de público. Con el lema «Mira lo que pisas», su principal objetivo es mostrar que la Geología es una ciencia atractiva y útil para nuestra sociedad. Se celebra el mismo fin de semana en todo el país.

Del océano Rhéico a los Carochos: una historia de 450 millones de años

Si hay una ciencia capaz de transportarnos al pasado, es la Geología. La Tierra es un libro y los geólogos los lectores de sus increíbles aventuras. ¿Sus personajes? Los océanos y continentes. En un baile sobre el manto,comenzaron y terminaron, como si de una epopeya se tratase, los enormes cataclismos que hoy en día nosotros leemos en un estrato.

Entre dos continentes, bajo un océano

La historia de Aliste comienza hace unos 500 millones de años. En aquel momento, la Tierra era muy diferente, y la zona en la que nos encontramos estaba sumergida bajo las aguas de un vasto océano: el Rhéico, que formaba parte de la plataforma continental del Gondwana.
Esta plataforma de escasa pendiente, dominada por una tectónica distensiva debida a un proceso de rifting que rompía el gran continente Gondwana, hacía que, durante los siguientes millones de años, se sucedieran los cambios del nivel del mar, y con ello los cambios en las condiciones sedimentarias.
Las aguas del océano Rhéico eran tranquilas, poco profundas y bien iluminadas, lo que propició la diversificación de los organismos que allí habitaban: el lugar donde se sedimentaba lo que luego sería la Cuarcita Armoricana.

Los restos de un océano

Hace 600 millones de años ya había hippies viviendo en el mar. Ellos eran los trilobites: un ser parecido a un cangrejo que escondía sus patas bajo un caparazón dividido en tres lóbulos. Con sus pequeñas patas crearon las huellas que hoy llamamos cruzianas.
A su manera, componían solos de guitarra en las playas, poniéndose de moda en el mundillo y ocupando todos los ambientes marinos. Pronto comenzaron a verse rodeados de una fauna que intentaba acabar con ellos, por lo que se dividieron en infinidad de tribus urbanas. Algunos, con espinas y espuelas; otros, con enormes caparazones, pero siempre manteniendo su espíritu pacifista y punky. Sobrevivieron a cambios climáticos y al desarrollo de enormes bestias en el Silúrico: a nuevos y extraños compañeros de ambiente que llegaron a ritmo de la música disco.
Lo peor estaba por llegar, un acontecimiento terrible a nivel global, que dejaría sin vida al 90% de las especies. El reggaetón o límite Pérmico-Triásico acabó con los que fueron los reyes del mambo durante 300 millones de años.

Mucho más el 12 de mayo

La salida se llevará a cabo desde Zamora capital y pasearemos por Aliste durante toda la jornada.